EL AUGE DE LOS SEGUROS AGRÍCOLAS

Mar 19, 2019 | SPONSORS | 0 Comentarios

Sin lugar a dudas que el cambio climático está presente en nuestro país, generando cada año cuantiosas pérdidas económicas. Específicamente en el sector agrícola, ya hemos sido testigos de grandes daños productivos por efecto de fenómenos climáticos adversos.

En el siguiente cuadro se muestran los efectos más importantes ocurridos en nuestro país por el cambio climático, en estos últimos años:

Año

FenómenoZona AfectadaPrincipales Rubros AfectadosPérdidas

Millones Dólares

2013Helada PolarCoquimbo a MauleCarozos-Kiwi-Nogales-Uva750
2015AvalanchaAntofagasta a CoquimboUva Mesa y Pisquera-Olivos100
2017Incendios ForestalesValparaíso a Bio-BioPlantaciones Forestales270
2018GranizosO´Higgins a La AraucaníaCarozos-Pomáceas y Berries200
Fuente: Minagri

Frente a este escenario, reproducimos las palabras del actual Ministro de Agricultura, Antonio Walker: “El cambio climático es un fenómeno que llegó para quedarse y todos los años nos sorprende o con una sequía, o granizos, o fuertes vientos, o temporales y eso, en una actividad económica que no tiene techo, afecta enormemente la producción»

¿Qué hacer entonces?

En Chile, desde el año 2.000, opera el seguro agrícola con subsidio del estado al copago del costo del seguro (prima). El Seguro Agrícola es una  herramienta financiera que beneficia a los agricultores al indemnizarlos ante variados tipos de pérdidas de su producción, derivadas de desastres naturales y otros eventos dañinos, recuperando así parte de su capital de trabajo invertido en el rubro asegurado. Bajo el esquema de cofinanciamiento de la prima con subsidio estatal, existen diversas líneas de seguro para el sector silvoagropecuario, siendo las más relevantes: Seguro Agrícola, Seguro Pecuario y Seguro Forestal.

Estos tipos de seguro tienden, por lo general, a cubrir los costos de producción y no los ingresos totales, sin perjuicio que existen excepciones. El seguro agrícola considera cobertura por rubros, zonas geográficas y esquema de aseguramiento, es decir define los riesgos que cubre en cada rubro y otras consideraciones específicas.

El aporte del subsidio sobre el costo de la prima neta puede llegar a cubrir hasta un 70%, con un tope de 80 UF por póliza. Es importante señalar que un productor puede ser subsidiado por más de una póliza, si asegura rubros diferentes o en un mismo rubro si las condiciones (superficie, ubicación, etc.) así lo ameritan, previa evaluación de la compañía de seguros. Por lo anterior, el productor debe cancelar la diferencia no subsidiada de la prima más el IVA total, porque los subsidios estatales no financian impuestos.

Sobre JLT

JLT cuenta con un equipo de profesionales de larga trayectoria en el área. Conscientes de la reducida oferta del Mercado Asegurador y Reasegurador, buscan soluciones aprovechando los subsidios disponibles y también el expertise internacional de JLT en su división Agro-Forestal, el que incluye interesantes desarrollos en riesgos climáticos, modelaciones agrícolas, seguros paramétricos, pestes y enfermedades.